fbpx

Si has llegado hasta aquí, seguramente te interesará conocer un poco más en qué consiste esto del Baby Signing.
Todos los bebés nacen con la necesidad innata de comunicarse. La comunicación es vital para la supervivencia del ser humano.
El ser humano es una especie «altricial». ¿Qué significa esto?
Para que la cabeza de un bebé pueda pasar por la pelvis humana, la naturaleza ha tenido que adaptar nuestra evolución, de forma que somos la especia animal que más inmadura nace. La mayoría de los mamíferos, cuando nacen, pueden ponerse de pie y caminar a las pocas horas de nacer, pueden expresarse con los sonidos propios de su especie… Sin embargo, los seres humanos, no.
person-black-and-white-woman-photography-boy-portrait-702198-pxhere.com
Nuestro cerebro (y buena parte de nuestro organismo) aún tendrá que continuar su desarrollo durante años. Empezamos a andar sobre el año, y más o menos a esa edad empezamos a balbucear palabras. Sin embargo, no somos capaces de usar el lenguaje con soltura hasta, aproximadamente, los tres años, no entendemos formas de comunicación como la ironía hasta los 6-7 años de edad…
Durante muchos meses, la base de la comunicación con el adulto será el llanto. Antes (y también después) de incorporar a su repertorio las miradas, los gorjeos, la sonrisa… el bebé, cada vez que tenga hambre, sed, sueño, el pañal sucio… llorará para expresar esa necesidad.
person-photography-flower-color-child-pink-1267648-pxhere.com
Algunos padres son capaces de identificar exactamente qué le pasa a su bebé sólo con oír su llanto, pero lo cierto es que la mayoría de madres y padres tenemos que iniciar un repertorio de comprobaciones hasta dar con aquello que incomoda a nuestro retoño.
Y en muchas ocasiones, terminamos el repertorio y… el bebé aun así no se queda tranquilo. ¡Y acabas desesperada porque ya no sabes qué hacer para poder calmarle!
¿Te imaginas poder saber qué necesita tu bebé en cada momento?
Pues es posible, utilizando el Baby Signing.

Entonces, ¿qué es el Baby Signing?

El Baby Signing es una técnica de comunicación con los bebés a través de signos aprovechando el desarrollo de la comunicación gestual que se produce naturalmente a partir de los 6 meses de edad.

Y el bebé, ¿está preparado para expresarse a través de signos?

En todas las culturas, una parte muy importante de la comunicación, es la gestual. Aproximadamente el 80% de la comunicación humana no es verbal, sino gestual. Expresamos más con la mirada, con gestos faciales, con movimientos y posturas corporales o con las manos que con palabras.
Y los bebés no son ajenos a esto: durante muchos meses nos observan. Cómo les hablamos, qué gestos hacemos, qué significan nuestras expresiones faciales… y poco a poco van aprendiendo este sistema de comunicación. Verás que a partir de los 6-8 meses, tu bebé empieza a hacer gestos de forma «automática»: adiós, ven, te echará los bracitos…
adorable-baby-blurred-background-813616
¿Por qué no aprovechar esta etapa para enseñarle a tu bebé signos que le ayuden a expresar sus necesidades y deseos básicos?

Bien, quiero signar con mi bebé, pero… ¿Qué signos le enseño?

Si hacemos una traducción literal del término «Baby Signing» podemos pensar que le estamos enseñando una lengua de signos a nuestro bebé. Sin embargo, esto no es del todo real:
Una lengua de signos posee todo un sistema (semántica, gramática…). El propósito del Baby Signing no es enseñar todo el sistema, sino utilizar signos aislados para afianzar y ayudar a la expresión de conceptos específicos.
Si intentásemos hablar con una persona no oyente utilizando el Baby Signing, resultaríamos un poco «como los indios»: «Yo querer a ti», pero nuestro propósito es ayudar a la comunicación básica, no enseñar todo el desarrollo de una lengua.
También podríamos inventar nuestros propios signos y hacer un «lenguaje» propio. Sin embargo, ya que estás enseñando a tu bebé a signar… ¿por qué no aprovechar para enseñarle signos de una de las múltiples lenguas que ya existen? Personalmente, creo que si le enseñamos estos signos, estamos sentando las bases para que en un futuro pueda entenderse, aunque sea de forma muy muy básica con la comunidad no oyente y para que posteriormente sea más fácil que en un futuro pueda aprender una lengua de signos completa.
Hace relativamente poco yo pensaba que la lengua de signos era universal y única para toda la comunidad no oyente. Me sorprendió descubrir que en muchos países se ha desarrollado una lengua de signos propia.
El Baby Signing empezó basándose en la lengua de signos americana. Podrías enseñarle a tu bebé signos de otra de las lenguas de signos, como la española. ¿Por qué la americana?
Personalmente me parece que los signos de la lengua de signos americana, o ASL, resultan muy gráficos, por lo que es muy fácil asociarlos al concepto que queremos enseñarle a nuestro bebé.
Además, es un puente para que el bebé conozca la palabra tanto en castellano como en inglés.
¿Y a ti? ¿Te apetece enseñarle a signar a tu bebé?
Cuéntame qué te parece.
Déjame un comentario aquí o en cualquiera de mis redes sociales, o envíame un mail, y cuéntame cómo puedo ayudarte.

[Total:0    Promedio:0/5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Hola!

Soy Nazaret León y estoy aquí para ayudar a muchos bebés a poder comunicar lo que necesitan. Si has llegado hasta aquí es porque tú también has deseado muchas veces tener una máquina para poder entender a tu bebé. Y la tienes: tus manos. La mejor forma de que me conozcas y compruebes cómo te puedo ayudar, es viendocómo trabajo, así que te invito a que te lleves un regalo para que puedas probar el BabySigning:

Los 3 primeros signos y las pautas imprescindibles para empezar a signar con tu bebé.

Sólo necesito tu email para hacértelos llegar

 

Política de Privacidad

¡Bien! ¡Ahora seguimos en contacto!